que es la preeclampsia

La preeclampsia es una complicación del embarazo cuyo síntoma más evidente es el aumento de la presión arterial en la gestante. Se trata de una patología que también puede producir daños en otros órganos, generalmente en hígado y riñones. La preeclampsia aparece a partir de la semana 20 de embarazo y puede implicar riesgo tanto para la madre como para el feto, pudiendo llegar a ser fatal. La frecuencia de esta patología está entre el 2% y el 8% de las gestaciones.

Causas

La causa de la preeclampsia no está aún del todo clara, pero tiene una relación con la placenta y el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos que, al no estar correctamente desarrollados, limitan la llegada de nutrientes al feto. Esta situación genera los síntomas más claros de la enfermedad: aumento de la presión arterial y presencia de proteínas en orina (proteinuria).

Complicaciones

La preeclampsia se puede complicar con el desarrollo de eclampsia o un síndrome de HELLP (Hemolysis Elevated Liver enzymes Low Platelets), pudiendo generar daños en otros órganos con posibles consecuencias para la madre y el feto:  desprendimiento de la placenta, convulsiones, etc que pueden conducir a un parto prematuro.

Tratamiento

Cuanto más temprano aparezca la preeclampsia, mayor será el riesgo tanto para madre y feto. En estos casos puede ser necesaria la inducción al parto al ser éste el tratamiento más efectivo.

Es muy importante conocer si existe riesgo de preeclampsia durante el primer trimestre de embarazo para iniciar un seguimiento tanto de la madre como del feto y poder adoptar así el tratamiento farmacológico más adecuado por parte del especialista.

Diagnóstico de preeclampsia en el embarazo

preeclampsia

Preeclampsia Test

Preeclampsia Test es una prueba realizada a partir de una muestra de sangre de la madre que permite detectar el riesgo de padecer esta patología. El cribado actual de la preeclampsia incluye también la realización de una ecografía y una identificación precoz de los síntomas a partir de la semana 25.

Conocer el riesgo de preeclampsia antes del segundo trimestre de embarazo, permite hacer el seguimiento adecuado tanto de la madre como del feto de forma que se pueda adoptar el mejor y adecuad tratamiento farmacológico por parte del especialista.

Factor de crecimiento placentario (PlGF)

El factor de crecimiento placentario (PlGF – Placental Growth Factor) es una proteína angiogénica producida por la placenta. En una gestación normal, el nivel PlGF va aumentando durante los dos primeros trimestres para luego comenzar a disminuir conforme el embarazo va llegando a su fin. Sin embargo, en una gestación con riesgo de preeclampsia, el nivel de PlGF es más bajo que en un embarazo normal.

preeclampsia

Por otra parte, la Proteína plasmática-A asociada al embarazo (PAPP-A) es un factor clave durante el desarrollo normal del feto. Según algunos estudios, niveles bajos de este marcador se asocian también a riesgo de preeclampsia en la gestante.

La valoración del nivel de estos marcadores permite, junto a los valores de presión arterial y el resultado de ecografía Doppler, tener una ratio de detección precoz de preeclampsia de un 96 %, siendo de tan solo el 10 % el ratio de falsos positivos.

Base Científica Preeclampsia Test

La prueba valora el nivel de PlGF, junto con la PAPP-A (proteína plasmática-A asociada al embarazo), la presión arterial y parámetros ecográficos. La prueba ofrece un resultado de alto o bajo riesgo para la probabilidad de sufrir preeclampsia, tanto temprana como tardía.

La prueba debe realizarse entre las semanas 11 y 13+6 de gestación y así poder obtener resultados antes de la semana 16.  Es importante este punto de cara a la administración del tratamiento farmacológico adecuado lo antes posible.

Indicaciones

Está indicado en mujeres con embarazo monofetal, especialmente si presentan alguno de estos factores de riesgo:

  • Primer embarazo o primer embarazo con distinta pareja.
  • Antecedentes de embarazo anterior con preeclampsia.
  • Antecedentes de madre con preeclampsia.
  • Edad mayor a 40 años.
  • Antecedentes de diabetes.
  • Obesidad. Índice de masa corporal superior a 35.
  • Antecedentes de presión arterial elevada o problemas renales.

Interpretación de los resultados

Resultado de bajo riesgo

Existe un riesgo muy bajo de sufrir preeclampsia durante su embarazo.

Esto no excluye totalmente la posibilidad de sufrir preeclampsia. Es importante que sigan las visitas de forma de forma regular al especialista para un correcto seguimiento del embarazo.

Resultado de alto riesgo

En este caso, el riesgo de sufrir preeclampsia durante la gestación es elevado, aunque no significa que necesariamente se llegue a sufrir la enfermedad.

Al igual que en el caso anterior, deben seguir las visitas de forma regular al especialista para hacer un seguimiento adecuado del embarazo.

Image: BruceBlaus [CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)]